¿Cuánta electricidad consume una impresora 3D? [Calculator]

Si posee o planea comprar una impresora 3D, es posible que se pregunte cuánta electricidad consume una impresora 3D.

A medida que aumentan los precios de la energía, somos más conscientes que nunca de nuestro consumo y muchos de nosotros buscamos formas de reducir nuestro uso para reducir costos.

Teniendo en cuenta el elevado precio de la propia impresora 3D, junto con los costes de filamento y mantenimiento, ¿qué impacto tienen las necesidades energéticas de una impresora 3D? ¿Cómo se comparan con un electrodoméstico promedio en términos de consumo de energía?

En esta guía, responderemos exactamente cuánta electricidad consumen las impresoras 3D. con una calculadora para ayudarle a calcular su factura anual. Explicaremos estos costos en el Reino Unido y EE. UU., explicaremos los factores que afectan el uso de electricidad y le daremos consejos sobre cómo puede reducir su factura de electricidad con la impresión 3D.

¿Cuánta electricidad consume una impresora 3D?

Una impresora 3D de consumo utiliza aproximadamente entre 50 y 150 vatios de potencia por hora, lo que equivale a entre 0,05 kWh y 0,15 kWh.

Según estas cifras, sería necesario utilizar una impresora 3D promedio entre 7 y 20 horas para que el consumo de energía de la impresión 3D supere 1 kWh.

Factores como la temperatura de la base, el tamaño de la impresora y el volumen de construcción, la temperatura de impresión, la cantidad de extrusoras, la temperatura ambiente e incluso la complejidad de la impresión (debido a la actividad del motor paso a paso) afectan el consumo de energía.

El uso de electricidad también varía según si la impresora está alcanzando la temperatura adecuada, está inactiva o está en medio de una impresión. Dependiendo de esto, el consumo de energía puede caer desde unos pocos vatios, hasta llegar a la potencia nominal/potencia máxima de la impresora 3D, por ejemplo, 400 vatios.

Pero para impresoras 3D aficionados populares como Ender 3, Anycubic Kobra o Prusa, 50-150 W/h es una buena estimación.

¿Cuánto cuesta la electricidad para la impresión 3D?

Los costos de electricidad cuando se imprime en 3D varían mucho según el país y la región de residencia.

Pero aquí hay algunas cifras aproximadas para EE. UU. y el Reino Unido para darle una idea de los costos de electricidad que implica operar una impresora 3D:

Precios de la impresión 3D de la electricidad en EE. UU.

  • Precio medio kWh – $0.15
  • Uso de electricidad de la impresora 3D – 0,05 a 0,15 kWh

Puede esperar pagar si tuviera que utilizar la impresora de forma ininterrumpida:

  • Por hora – $0,007 y $0,02
  • Por día – $0,17 y $0,48
  • Por año – $62.05 y $175.02

Precios de la impresión 3D de electricidad en el Reino Unido

  • Precio medio kWh – 0,28 £
  • Uso de electricidad de la impresora 3D – 0,05 a 0,15 kWh

Puede esperar pagar si tuviera que utilizar la impresora de forma ininterrumpida:

  • Por hora – £0,01 y £0,04
  • Por día – £0,24 y £0,96
  • Por año – £87,60 y £346,75

Estas cifras no tienen en cuenta el cargo permanente (aproximadamente £0,71 por día actualmente en el Reino Unido). Estas cifras también se basan en las últimas cifras de electricidad informadas para EE. UU. y el Reino Unido en 2023.

¿Son las impresoras 3D energéticamente eficientes?

Sí, una impresora 3D típica de consumo puede considerarse energéticamente eficiente. En comparación con los electrodomésticos comunes, vemos cuán sorprendentemente poca energía requiere la impresión 3D.

El consumo eléctrico de una impresora 3D equivale al de una consola de videojuegos o a un televisor de alta gama.

Consumo de energía de electrodomésticos (vatios)
impresora 3d 50-150
Pava 1.000-3.000
Horno 2.000-2.400
Tostadora 800-1800
Microonda 700-1.400
Plancha electrica 1000
Aspiradora 450-900
Computadora de escritorio 300-600
Refrigerador 100-200
Consola de videojuegos 100-200
TELEVISOR 25-175
Bombilla de 60W 60
Chromebook 45
Router de wifi 4-10

Electrodomésticos comunes y consumo de energía en comparación con una impresora 3D.

Factores que afectan el consumo de energía de una impresora 3D

Tamaño de la impresora

Con un volumen de construcción mayor, una impresora 3D más grande requiere motores paso a paso más potentes para mover el cabezal de impresión a lo largo de un volumen de construcción mayor.

Una cama grande también requiere más energía para calentarse de manera uniforme (más sobre esto a continuación). Estos factores generalmente se reflejan en impresoras 3D más grandes que tienen una potencia máxima más alta.

Cama calentada

Calentar la placa de construcción hasta alcanzar la temperatura aumenta significativamente el consumo de energía: esta es la parte del proceso de impresión que consume más energía, junto con calentar el extremo caliente.

Una vez que la cama calentada alcanza la temperatura, requiere menos energía para mantenerla. Sin embargo, esto también depende de la temperatura ambiente: una impresora colocada en una habitación fría en pleno invierno requiere mucha más energía para su mantenimiento que en un día soleado de verano.

Temperatura del hotend/impresión

Calentar el hotend para derretir el filamento representa una gran parte del uso de energía de una impresora 3D. La mayor parte de esto sucede cuando se calienta el extremo caliente, y se requiere menos energía para mantener la temperatura.

Los diferentes tipos de filamentos se funden a diferentes temperaturas, por lo que se requiere menos energía para imprimir PLA en 3D que los filamentos de temperaturas más altas, como el ABS o el nailon.

Al igual que la cama caliente, el consumo de energía también se ve afectado por la temperatura ambiente.

Placa base, ventiladores, motores paso a paso y pantalla

Los componentes vitales de una impresora 3D, la placa base, los ventiladores, la pantalla y el motor paso a paso, requieren aproximadamente entre 30 y 60 vatios entre ellos.

En comparación con el hotend y el hotend, cuyo calentamiento cuesta hasta 300 vatios, estos números son pequeños, pero influyen en el consumo total de energía.

Hora de impresión

Cuanto más tiempo funciona una impresora, más energía consume. Factores como la velocidad de impresión, el tamaño de impresión, la altura de la capa, las estructuras de soporte y la densidad del relleno afectan los tiempos de impresión.

Cómo reducir el consumo de energía de una impresora 3D

Temperaturas de impresión más bajas

La parte del proceso de impresión que consume más energía es alcanzar y mantener la temperatura de la cama caliente y del hotend. Al bajar la temperatura, reducirás el consumo de energía.

Si bien existen limitaciones en cuanto a cuánto se puede reducir la temperatura (si baja demasiado, no podrá derretir ni extruir los filamentos, y sufrirá problemas de adhesión), es posible ajustar la temperatura unos pocos grados más abajo para mejorar la eficiencia energética.

También vale la pena experimentar con la cama caliente apagada con PLA, que técnicamente no necesita una cama caliente para imprimir.

Pruebe la impresión en el extremo inferior del rango de temperatura de impresión. Si no encuentra ningún problema relacionado con la temperatura, como problemas de adherencia del lecho u obstrucción de las boquillas, mantener la temperatura baja es una excelente manera de ahorrar electricidad.

Imprima en temperaturas ambiente altas o utilice un gabinete

La temperatura ambiente afecta la cantidad de electricidad que se requiere para calentar el extremo caliente y la cama calentada, y mantenerlos.

Si es posible, utilice su impresora 3D en un espacio más cálido para reducir el consumo de electricidad. Si eso no es posible, recomiendo comprar un recinto.

Los gabinetes mantienen un ambiente térmico estable alrededor del área de impresión, lo que requiere menos energía para calentar y mantener la cama y la boquilla. Aíslan la impresora de la temperatura exterior y del aire de refrigeración, y también facilitan la impresión de filamentos como el ABS que se deforman fácilmente.

Para obtener más información sobre gabinetes, incluidas algunas opciones económicas de bricolaje, consulte nuestra guía dedicada.

Acorte los tiempos de impresión

Cuanto menos tiempo esté funcionando una impresora 3D, menor será el consumo de energía. Como tal, reducir y acortar los tiempos de impresión es una manera fantástica de reducir el consumo de energía de una impresora 3D.

Aquí hay un desglose rápido de las configuraciones de segmentación que pueden reducir los tiempos de impresión:

Aquí hay un punto de rendimiento decreciente: si se reducen demasiado estos ajustes, la impresión se verá afectada.

Componentes energéticamente eficientes

También es posible reducir el consumo de energía de una impresora 3D actualizándola a componentes más eficientes energéticamente, como la fuente de alimentación, los ventiladores y la placa base, o comprando una impresora 3D moderna con mayor eficiencia energética.

Dicho esto, es probable que tengas que usar la impresora durante años antes de obtener un retorno de tu inversión, por lo que esto sólo se aplica a los usuarios intensivos.

Artículos Relacionados: