¿Impresión 3D con USB o tarjeta SD? ¿Cuál es mejor?

Imprimir desde una unidad USB puede parecer más sencillo tecnológicamente si USB es la herramienta de transferencia de datos y almacenamiento de medios que mejor conoce. Sin embargo, USB no es lo mejor si desea impresiones de alta calidad y alta velocidad, especialmente cuando planea crear modelos que son muy complejos y detallados.

La impresión 3D es mejor con una tarjeta SD que con una unidad USB. Produce impresiones más precisas y funciona más rápido porque la tarjeta SD interactúa directamente con la placa base de la impresora 3D en lugar de pasar por una computadora para encontrar la información de la unidad USB y enviarla a la impresora.

En los siguientes párrafos, explicaré las diferencias entre imprimir desde estos dos medios de almacenamiento, los pros y los contras de cada método de almacenamiento e impresión, y por qué, en última instancia, es mejor imprimir desde una tarjeta SD que desde una memoria USB.

Los pros y los contras de la impresión 3D desde una unidad USB

Hay muchas cosas buenas acerca de imprimir desde una memoria USB. Si está imprimiendo en 3D a través de USB, tiene un programa en su computadora que le brinda un gran control sobre el proceso de impresión, incluida la capacidad de cancelar impresiones y modificar los parámetros de impresión.

Asimismo, USB es el método de formateo más común para la impresión 3D. Es posible que incluso haya recibido una unidad flash USB con su impresora 3D cuando la desempaquetó. Por lo tanto, usar una unidad flash u otra conexión USB suele ser la forma más conveniente de transferir datos a su impresora.

Aunque estas son características excelentes y vitales, están disponibles en casi cualquier impresora 3D con una interfaz LCD y una ranura para tarjeta SD.

El USB puede brindarle todo lo que puede ofrecer una tarjeta SD, pero debe ejecutarse a través de la computadora y luego a la impresora, lo que agrega un paso adicional al proceso de impresión. El esfuerzo adicional ralentiza todo el proceso de impresión y afecta la precisión.

Incluso hay impresoras que recomiendan no imprimir a través de USB. Brinda mucho margen de error al involucrar a la computadora y facilitar la transferencia de información a través de un medio que es más complicado de lo necesario.

El problema de imprimir desde una memoria USB no es que sea terriblemente lento o que produzca impresiones de calidad deficiente. Es solo que una tarjeta SD puede hacer lo que hace una memoria USB, pero de manera mucho más eficiente.

Otro inconveniente de usar un USB es el volumen. Las unidades flash son palos, después de todo. Pueden estorbar más de lo que piensas.

Por ejemplo, tuve que deshacerme de la unidad flash USB de mi impresora Prusa porque el puerto no estaba convenientemente ubicado justo al lado de la entrada de mi filamento. Debido a su ubicación, mi filamento se enredaba con frecuencia en la unidad, lo que provocaba impresiones fallidas.

Sin embargo, no necesita preocuparse por esas cosas con una tarjeta SD.

Los pros y los contras de la impresión 3D desde una tarjeta SD

Hay muchas ventajas al imprimir desde una tarjeta SD en lugar de una memoria USB. Es más rápido, más preciso y menos propenso a fallar debido a la simplicidad del proceso. La tarjeta SD interactúa directamente con la propia impresora, eliminando la computadora del proceso y reduciendo significativamente el margen de error.

Una de las ventajas más evidentes de usar una tarjeta SD es su tamaño. Las tarjetas SD son pequeñas y van directamente a su impresora 3D. Debido al volumen mínimo de estos dispositivos, se integran perfectamente en su área de impresión y no se convertirán en una obstrucción.

Las tarjetas SD también son generalmente más baratas que las unidades USB, lo que hace que los otros beneficios de usarlas sean aún más dulces.

Imprimir sus proyectos desde una tarjeta SD insertada directamente en su impresora 3D con una pantalla LCD es la mejor manera de transferir sus proyectos desde su espacio de trabajo digital a la impresora.

Una tarjeta SD proporciona la forma más directa de transferencia de información y, por lo tanto, es la más rápida y precisa.

La forma en que las tarjetas SD transmiten información es donde la tarjeta SD supera a la memoria USB por un margen considerable.

Las memorias USB deben pasar por una computadora para un proceso de decodificación y flasheo, de ahí el nombre de «unidad flash», lo que proporciona un conjunto completamente nuevo de obstáculos en la transferencia de los datos de impresión.

Durante este proceso de flasheo, la computadora de su impresora podría fallar y causar corrupción en los datos transferidos, lo que resultaría en una impresión abortada, tiempo y filamento desperdiciados, o un objeto defectuoso que no cumpla con sus expectativas visualmente.

Sin embargo, su impresora 3D puede leer inmediatamente las tarjetas SD. Por lo tanto, imprimir desde una tarjeta SD mejora la capacidad de su impresora para leer el código G de sus impresiones, lo que resulta en un margen de error más pequeño. Si ese es su objetivo, le permitirá ser más creativo y artístico como impresor.

Una tarjeta SD es objetivamente el método tecnológicamente superior para la impresión 3D. Imprimir a través de una memoria USB y una computadora es como hacer una llamada a través de un operador. Es un paso innecesario y obsoleto que puede omitir fácilmente con una simple pieza de tecnología moderna.

Tarjeta USB o SD: ¿Cuál debería usar?

Debe utilizar una tarjeta SD para la impresión 3D. Los beneficios de una tarjeta SD para la impresión 3D superan con creces las ventajas de usar una unidad o conexión USB. Las tarjetas SD son más rápidas, más baratas y más pequeñas.

La mayoría de las impresoras 3D vienen con una unidad flash y una salida, lo que hace que el USB sea el método más conveniente para transferir datos a su impresora 3D.

Sin embargo, actualizar a una tarjeta SD lo ayudará a obtener mejores impresiones más rápidas a un costo inicial bajo y sin la mayor parte de una unidad flash o un cable USB.

Conclusión

Aunque las tarjetas SD pueden parecer obsoletas, son el método de transferencia de datos más moderno y sencillo en la impresión 3D.

Las tarjetas SD proporcionan una impresión más rápida y precisa porque interactúan directamente con la placa base de la impresora. Este acceso directo contribuye a la velocidad y la precisión dimensional en la impresión.

USB falla en estos aspectos porque tiene que pasar por el paso adicional de una computadora y software.