¿Qué es lo más pequeño jamás impreso en 3D?

La impresión 3D se ha convertido en una de las tecnologías más interesantes que tenemos hoy en día por cómo es capaz de crear diferentes objetos y diseños utilizando un enfoque de abajo hacia arriba. Y aunque sabemos que la mayoría de las personas usan sus impresoras 3D para crear todo tipo de objetos cotidianos utilizables, hay algunos que están tratando de romper récords usando impresoras 3D. Entonces, ¿cuál es la cosa más pequeña jamás impresa en 3D?

Las cosas más pequeñas jamás impresas incluyen un bote pequeño, esculturas diminutas y diferentes objetos con sus propias formas geométricas únicas. Algunos de estos objetos son tan pequeños que no tienen ni la mitad del tamaño de un cabello humano. Y se lograron a través de un proceso llamado nanoimpresión.

Realmente es sorprendente lo que pueden hacer las impresoras 3D porque hay algunas que realmente han inventado impresoras 3D capaces de imprimir objetos muy pequeños que son de tamaño casi microscópico. Y debido a lo asombrosas que son estas impresoras 3D, es emocionante ver qué pueden hacer las impresoras 3D para el futuro, especialmente cuando se trata de cómo pueden producir macroestructuras construidas con partículas más pequeñas.

¿Qué tan pequeño puede imprimir una impresora 3D?

La tecnología de impresión 3D ha cambiado la forma en que vemos la forma en que se pueden hacer cosas a partir de materias primas. La configuración habitual de la fábrica implica el uso de diferentes máquinas que tienen sus propios propósitos diferentes al fabricar diferentes productos. Y en la mayoría de los casos, estas fábricas fabrican estos productos utilizando un enfoque de arriba hacia abajo que implica el uso de diferentes materias primas más grandes para crear el producto final.

Sin embargo, lo que pasa con la impresión 3D es que involucra solo una máquina que es capaz de crear algo de lo que parece ser nada. Lo que hace una impresora 3D es que utiliza una boquilla que expulsa plástico o polímeros derretidos para formar el producto final en base a las especificaciones de tu propio diseño. Esta es la razón por la cual las impresoras 3D parecen crear algo de la nada. Y las impresoras 3D pueden crear diferentes cosas de varias formas y tamaños.

Pero si bien sabemos que las impresoras 3D pueden ser bastante precisas al imprimir diferentes tipos de diseños, ¿cuáles son sus límites en cuanto al tamaño de los productos que pueden imprimir? ¿Qué tan pequeño puede imprimir una impresora 3D?

Como se mencionó, las impresoras 3D utilizan boquillas para expulsar las partículas de polímero que utilizan para crear algo utilizando un enfoque de abajo hacia arriba. Entonces, en cierto sentido, la mayoría de las impresoras 3D comerciales que tenemos hoy en día son capaces de imprimir diferentes objetos según el tamaño de las boquillas que utilizan.

La impresora 3D comercial común tiene un tamaño de boquilla de aproximadamente 0,15 milímetros. Eso significa que cada partícula que se utiliza para crear el objeto impreso en 3D tiene un diámetro de aproximadamente 0,15 milímetros. En la mayoría de los casos, este parece ser el límite de lo que puede hacer la impresora 3D comercial habitual en términos de lo pequeño que puede imprimir.

Sin embargo, hay impresoras 3D que en realidad son tan precisas que pueden imprimir partículas en 3D que están en el nivel nano en términos de cuán pequeñas son. Un grupo de investigadores holandeses pudo desarrollar una impresora 3D a la que llamaron Nanoscribe Photonic Professional, que es capaz de crear objetos impresos en 3D muy pequeños que están en el nivel micro en términos de su tamaño.

Y mientras que la mayoría de las impresoras 3D que se venden comercialmente utilizan boquillas que expulsan pequeñas partículas de polímero, Nanoscribe Photonic Professional utiliza un método único que no se parece a ninguna otra impresora 3D. En lugar de usar una boquilla, lo que hace es que usa tecnología láser. Utiliza un láser que se enfoca dentro de una gota de agua para producir objetos impresos en 3D muy pequeños.

Si bien podemos decir honestamente que probablemente no tengamos muchos usos comerciales para objetos impresos en 3D muy pequeños, esto puede ser un gran avance en muchas aplicaciones diferentes que requieren el uso de objetos impresos en 3D pequeños.

Y otra cosa que podría ser asombrosa acerca de esta tecnología es que puede imprimir objetos mucho más grandes usando partículas más pequeñas. Las macroestructuras creadas con partículas más pequeñas suelen ser muy ligeras, pero siguen siendo estructuralmente fuertes. Los productos que se pueden imprimir en 3D con este tipo de tecnología pueden encontrar muchos usos comerciales diferentes.

¿Qué es lo más pequeño jamás impreso en 3D?

Si bien hablamos sobre la posibilidad de imprimir en 3D con nanopartículas, ¿alguna vez hubo un objeto que se imprimió con éxito en 3D con esta tecnología? De hecho, ha habido varios de ellos. Y estos son ampliamente considerados como las cosas más pequeñas jamás impresas en 3D.

El objeto diminuto más notable que surge de esta tecnología es un pequeño bote que fue creado por el equipo detrás de Nanoscribe Photonic Professional. Este bote es en realidad tan pequeño que mide alrededor de 30 micrómetros. Eso significa que este diminuto bote holandés tiene un tercio del ancho de un cabello humano normal. Y eso hace que sea casi imposible de ver a simple vista.

Aparte de ese bote, hay otros objetos impresos en 3D que también son bastante pequeños. De hecho, el artista Jonty Hurwitz es popular por crear esculturas impresas en 3D que son tan pequeñas como el tamaño de la cabeza de una hormiga. Es reconocido por la forma humana más pequeña jamás creada usando nanotecnología.

De hecho, las esculturas de Hurwitz son tan pequeñas que tendrías que mirarlas a través de un microscopio. Pero si bien pueden ser tan pequeñas como son, lo sorprendente de las esculturas es que no carecen de detalles. Se ven tan detallados como las esculturas más grandes.

Dicho todo esto, hay muchos objetos diminutos impresos en 3D que existen en el mundo hoy en día. Sin embargo, lo que debe saber es que la tecnología utilizada para crear estos objetos aún no está disponible para el público. Aún así, debería ser emocionante ver qué puede hacer la nanoimpresión 3D en el futuro, especialmente cuando hablamos de usar este tipo de tecnología para crear macroestructuras más grandes usando nanopartículas más pequeñas.

Artículos relacionados

Asegúrese de visitar nuestro canal de YouTube, y si desea más detalles o tiene alguna pregunta, deje un comentario a continuación. Si te ha gustado este artículo y quieres leer otros haz clic aquí.