¿Se puede usar una impresora 3D en un cuarto/garaje caliente o frío?

Las impresoras 3D son excelentes máquinas que producen hermosos modelos, pero una pregunta que la gente se pregunta es si las impresoras 3D se pueden usar en un garaje frío o caliente, o incluso en el exterior.

Es una pregunta perfectamente válida, que intentaré responder en este artículo para aclarar cualquier cosa que haya estado pensando.

Una impresora 3D se puede usar en un garaje frío o caliente, pero debe tener la temperatura regulada en algún tipo de recinto y cierta protección contra corrientes de aire. No recomendaría colocar una impresora 3D en el exterior, ya que se pueden producir cambios significativos de temperatura con demasiada rapidez, lo que da como resultado impresiones de mala calidad.

Definitivamente hay algunos usuarios de impresoras 3D que imprimen en 3D en su garaje, por lo que le daré algunos consejos sobre cómo hacerlo, así como también responderé otras preguntas sobre este tema.

¿Se puede imprimir en 3D en un garaje/habitación fríos?

Sí, puede imprimir en 3D en un garaje frío si toma las precauciones adecuadas, como usar un recinto calentado y usar superficies de construcción que no fluctúen demasiado en temperatura. Una fuente de alimentación fuerte también ayuda con la impresión 3D en una cámara frigorífica o garaje.

Tiene que preocuparse por más factores para poder imprimir con éxito en una cámara frigorífica o en un garaje, pero no es imposible.

El mayor problema que creo que enfrentará es el mayor nivel de deformación y las impresiones se sueltan durante el proceso de impresión antes de que tengan la oportunidad de terminar.

El aluminio es térmicamente conductor, pero es susceptible a los cambios de temperatura del medio ambiente. La mejor manera de superar este factor es colocar un recinto calentado alrededor de su impresora 3D o algún tipo de barrera de control de temperatura.

Un usuario que tuvo muchos problemas para obtener impresiones exitosas en una cámara frigorífica siguió teniendo la boquilla golpeando las impresiones y resultó en muchos modelos fallidos. La habitación estaba por debajo de los 5°C, lo cual es muy frío en comparación con una habitación normal.

Construir un recinto ayudó mucho con este problema.

Algunas personas incluso optan por colocar una simple caja de cartón sobre su impresora 3D para que actúe como un recinto y retenga/controle los niveles de calor. Lo peor que puede hacer por una impresora 3D en cuanto a la temperatura es tener temperaturas fluctuantes.

También existe el problema de que el filamento real se agriete al pasar del carrete a la extrusora. Si tiene un filamento de menor calidad que ha absorbido humedad, es más probable que se rompa durante el proceso de extrusión.

He escrito un artículo sobre las razones por las que el PLA se vuelve quebradizo y se rompe, que puede consultar para obtener más información.

Una buena cosa para tener en su impresora 3D que está en una habitación fría es una fuente de alimentación fuerte, porque su máquina definitivamente trabajará duro para mantenerse al día con los cambios de temperatura.

Una fuente de alimentación de alta calidad se traduce en mejores capacidades de calentamiento y realmente puede mejorar la calidad de su impresión si eso es lo que está frenando su impresión 3D.

Imprimir con ABS en una cámara frigorífica definitivamente será difícil, por lo que deberá mantener toda el área de construcción a una temperatura lo suficientemente alta para evitar que las impresiones se deformen. Incluso PLA requiere algún tipo de regulación de calor a pesar de que es un material de impresión de temperatura más baja.

Sería demasiado costoso calentar todo el garaje constantemente.

David Gerwitz de ZDNet descubrió que el PLA no se imprime bien a temperaturas inferiores a 59 °F (15 °C).

Es probable que las impresiones más grandes experimenten una separación de capas, especialmente con las impresoras 3D abiertas que son comunes con las máquinas de estilo FDM.

¿Se puede imprimir en 3D en un garaje/habitación caliente?

Sí, puede imprimir en 3D en un garaje o una habitación caliente, pero debe tener las instalaciones de control de temperatura adecuadas. Ser capaz de controlar la temperatura de funcionamiento y sus fluctuaciones es un factor importante para imprimir con éxito en una habitación caliente.

Dependiendo de su ubicación, su habitación, cobertizo o garaje pueden calentarse mucho, por lo que debe tenerlo en cuenta al colocar su impresora 3D allí.

Algunas personas deciden poner allí una hielera o aire acondicionado de gran venta para regular la temperatura interna. Incluso puede obtener uno con un deshumidificador incorporado para absorber la humedad del aire para que no afecte su filamento.

Probablemente no sería tan malo imprimir ABS en una habitación caliente (en realidad puede ser beneficioso), pero cuando se trata de materiales de baja temperatura como el PLA, se ablandan, por lo que no se endurecerán tan rápido.

Necesitará un ventilador de refrigeración potente y eficiente para obtener los resultados que necesita al imprimir con PLA. Probablemente actualizaría sus ventiladores de stock a algo más potente para que cada capa pueda endurecerse lo suficiente para la siguiente capa.

Si está imprimiendo en 3D en una habitación caliente, los principales cambios que querrá hacer son:

  • Reducir la temperatura de la cama caliente
  • Uso de ventiladores potentes para enfriar
  • Regula la temperatura de tu habitación para que esté alrededor de 70 °F (20 °C)

Realmente no existe una mejor temperatura ambiente para la impresión 3D, sino un rango, pero el factor más importante es la estabilidad de la temperatura.

En climas cálidos, la PCB electrónica y los motores de la impresora 3D pueden comenzar a sobrecalentarse y funcionar mal.

La temperatura extremadamente alta puede provocar la deformación de las piezas, mientras que la temperatura fría puede provocar la deformación entre las capas de impresión.

En el escenario de una impresora a base de resina, la temperatura más fría puede afectar la calidad de impresión de la impresora, lo que puede resultar en una mala calidad de las impresiones.

¿La impresión 3D calienta mucho la habitación?

La impresión 3D se calienta cuando usa la cama caliente y la boquilla, pero no calentará mucho una habitación. Diría que agrega algo de calor a una habitación que ya está caliente, pero no vería una impresora 3D calentando una habitación fría.

El tamaño, la fuente de alimentación, la cama normal y la temperatura del hotend serán factores que contribuirán a determinar si su impresora 3D calentará mucho una habitación.. Funciona de la misma manera que una computadora o un sistema de juegos.

Si nota que su habitación se calienta más cuando tiene su computadora encendida, puede estar seguro de que una impresora 3D a gran escala se sumará al calor existente en su habitación. Es mucho menos probable que una mini impresora 3D contribuya al calor.

Para evitar esto, puede usar materiales de baja temperatura y usar sustancias adhesivas para que las impresiones se peguen en lugar de usar el elemento de cama caliente de su impresora 3D. Sin embargo, una cama caliente reduce la deformación, así que tenlo en cuenta.

Puede construir un recinto con ventilación para contrarrestar el calor que puede generar una impresora 3D.

¿Se puede imprimir en 3D en el exterior?

Es muy posible imprimir en 3D en el exterior, pero debe pensar en los niveles de humedad y la falta de control del clima. Pequeños cambios en la humedad y la temperatura definitivamente pueden alterar la calidad de sus impresiones.

Una buena idea en este caso sería encerrar su impresora 3D en algún tipo de gabinete hermético y regulado por calor. Idealmente, puede bloquear el viento, la luz solar, los cambios de temperatura y no absorber la humedad del aire.

No desea que ningún tipo de condensación afecte a su impresora 3D y los cambios de temperatura pueden hacer que alcance un punto de rocío que atraiga la condensación. El control del clima en este evento es muy importante.

Su electrónica correría un riesgo adicional, por lo que no es lo más seguro mantener su impresora 3D afuera en algún lugar.

Hay muchas piezas de hardware que tienen clasificaciones de corrosión por humedad y otros estándares. Es una buena idea conseguir materiales que sean resistentes a la humedad, como el acero, junto con cojinetes y guías que tengan los revestimientos adecuados.

Un sello de goma es una buena idea y tener un deshumidificador sería de gran ayuda.

El tío Jessy hizo una impresión 3D de video en la nieve, ¡mira los resultados!

¿Dónde debo guardar mi impresora 3D?

Puede mantener su impresora 3D en varios lugares, pero debe asegurarse de que esté en una superficie plana, en un área bien ventilada que no tenga luz solar o corrientes de aire que afecten la temperatura. Asegúrese de no colocarlo sobre una superficie que pueda rayarse fácilmente y de comprobar realmente el entorno.

He escrito un artículo sobre este tema sobre ¿Debo poner mi impresora 3D en mi dormitorio?, que trata estas cosas con más detalle.

Lo principal de lo que hay que asegurarse es que los niveles de temperatura sean constantes y que la humedad no sea demasiado alta. También desea almacenar su filamento en un recipiente hermético de algún tipo para evitar que absorba la humedad del aire.

Si no se ocupa de estas cosas, su calidad de impresión puede verse afectada y presentar muchos fallos a largo plazo.

La mejor manera de imprimir en 3D en un garaje

El control climático de la impresora 3D es un parámetro crucial para mantener la longevidad de sus impresoras 3D.

Todas las impresoras 3D vienen con una temperatura de referencia mínima para funcionar correctamente. Las impresoras 3D de tipo extrusión tienen una línea base más baja de aproximadamente 10 grados centígrados.

Sin embargo, prácticamente ningún filamento crearía impresiones 3D de buena calidad a temperaturas realmente bajas.

El PLA es el filamento más sencillo para realizar una impresión. Puede ofrecer una buena calidad sin deformaciones ni desprendimientos perceptibles con temperaturas tan bajas como 59 °F (15 °C). Al mismo tiempo, las impresoras de resina no son tan sensibles como las impresoras 3D FDM/FFF.

Todas las resinas tienen una excelente temperatura de impresión para curar perfectamente.

Mientras que la mayoría de las impresoras basadas en resina hoy en día tienen instalado un control de calor automático incorporado. Para una mejor supervisión y rendimiento de la carcasa de la impresora 3D, el calentador o un mecanismo de calentamiento directo será su única opción para garantizar una buena calidad de impresión.

Ninguna impresora 3D dará impresiones 3D de alta calidad a una temperatura alta.

Por último, a ninguna impresora 3D le gusta imprimir cuando hace demasiado calor. Las impresoras 3D ventilan una buena cantidad de calor por sí mismas, y si la temperatura llega a los 40 °C (104 °F) o más, el equipo se sobrecalentará sin la refrigeración adecuada.

Por lo tanto, debe pensar en todo esto para obtener impresiones 3D perfectas.

¿Debo incluir mi impresora 3D?

Sí, debe adjuntar su impresora 3D si busca la mejor calidad de impresión. La impresión con materiales simples como PLA no hace una gran diferencia, pero con materiales más avanzados y de mayor temperatura, puede aumentar significativamente la calidad y las tasas de éxito de impresión.

Es una buena idea tener un sistema de refrigeración para que pueda regular la temperatura de funcionamiento dentro de la carcasa para que se ajuste a la temperatura de impresión deseada para sus materiales de impresión 3D.

Asegurarse de que tiene un acceso simple y rápido en caso de que algo salga mal. Otra opción es construir un sistema de filtración para filtrar el aire que escapa del sistema de escape. Asegúrese de que las piezas de la impresora 3D no se vean afectadas por la luz solar directa.

Lo que algunas personas hacen para aumentar la seguridad es conectar un escape con un filtro HEPA o de carbón para ventilar los humos tóxicos y las UFP.