Una introducción al formato de archivo 3MF

El mundo de la impresión 3D está constantemente innovando y superando los límites de lo que es posible. Como resultado, las impresoras 3D han evolucionado mucho más allá de las capacidades de los formatos de archivo 3D actuales, como STL, el formato de archivo más utilizado. Se necesita más funcionalidad.

Para superar esto, se ha creado un nuevo y revolucionario formato de impresión 3D llamado 3MF (3D Manufacturing Format) para permitir que las aplicaciones de diseño envíen modelos 3D de alta fidelidad a una combinación de otras aplicaciones, plataformas, servicios e impresoras 3D.

Este formato de datos basado en XML está siendo desarrollado por el Consorcio 3MF, una asociación de la industria iniciada inicialmente por Microsoft y ahora incluye nombres como Shapeways y Autodesk. Ultimaker es miembro y colaborador porque creemos que los creadores no deberían estar limitados por los formatos de archivo actuales y que 3MF hará que la impresión 3D sea aún más fácil con un espectro más amplio de posibilidades.

Necesitábamos un formato más moderno, preparado para el futuro y gratuito que aún fuera fácil de implementar.

“La visión de Ultimaker, hacer que la impresión 3D sea accesible para todos, es algo que compartimos en el Consorcio 3MF”, dice Adrian Lannin, director ejecutivo del Consorcio 3MF. “Nos complace dar la bienvenida a Ultimaker y saber que su innovación galardonada y su experiencia al servicio de profesionales y novatos ayudarán a fortalecer la especificación 3MF y su adopción global”.

El comienzo de 3MF

3MF surgió cuando Microsoft y sus socios querían implementar el soporte de impresión 3D que resolvería los problemas existentes de sus clientes y abordaría las necesidades futuras. Una consideración importante fue cómo las aplicaciones deberían pasar los datos del modelo a las impresoras 3D. Después de consultar con otros en la industria, pronto se dieron cuenta de que no había nada que satisfaciera sus necesidades. Entonces, Microsoft y sus socios crearon la versión inicial del código y donaron su formato de archivo 3D de trabajo en progreso. Este fue el punto de partida para el Consorcio 3MF, que desarrolló aún más la especificación.

¿Qué tiene de bueno 3MF?

El estándar 3MF ha sido diseñado para tener la información completa del modelo contenida en un solo archivo: malla, texturas, materiales, colores y ticket de impresión. Un STL, por otro lado, contiene solo la malla simple que se va a imprimir. Esta es la razón por la que una impresión de material dual, por ejemplo, actualmente requiere que se carguen dos archivos STL separados, uno para cada material. Un 3MF para tal impresión consistiría simplemente en un solo archivo.

Además, el formato de archivo 3MF es

  • Suficientemente rico para describir completamente un modelo, conservando la información interna, el color y otras características.

  • Extensible para que admita nuevas innovaciones en impresión 3D

  • Interoperable

  • Capaz de ser ampliamente adoptado

  • Libre de los problemas que acosan a otros formatos de archivo ampliamente utilizados

Este no es un futuro que está muy lejos en la distancia. Los ingenieros de software de Ultimaker ya están trabajando en el nuevo formato en este momento y la próxima versión de Cura admitirá el formato 3MF.

“Ultimaker se esfuerza por convertir la impresión 3D en una tecnología de producción capaz, versátil y accesible”, señala Siert Wijnia, nuestro CTO y uno de los cofundadores de Ultimaker. “Para que esta industria de rápido crecimiento genere un progreso significativo, necesitábamos un formato más moderno, gratuito y preparado para el futuro que aún fuera fácil de implementar: 3MF es la respuesta”.

A medida que avanzamos, el Consorcio 3MF administrará cualquier cambio en las especificaciones oficiales de 3MF, asegurándose de que todo se implemente sin problemas. Y como Ultimaker es parte de ese consorcio, también podemos presentar los deseos de nuestra comunidad. También significa que no quedará obsoleto, lo que garantiza que el código siempre estará a la vanguardia de las necesidades del fabricante.